Con el condicionamiento instrumental, la conducta del perro es modelada con inducción, es importante, cada dos días, dejar actuar al perro, den atención he induzcan el comando sin premio ni señuelo, solo con señal. Recordemos, que estamos enseñando los ejercicios en secuencias, de esta forma, es más fácil condicionar al animal.

Aun que por supuesto las secuencias las romperemos para la discriminación de comandos,  esto, luego de tener al perro trabajando por lo menos veinte días.

Yo aconsejo trabajar al animal con la correa puesta, la correa impone orden al perro, pues sabe que lo tenemos en las manos, aun que su uso como tal solo será necesario en el junto, y el quieto, esto para ajustar posición.

Los demás ejercicios, acudir al llamado, sentado, echado y junto, serán inducidos y, aun que tendrá la correa puesta, no se hará uso de ella, esto es, jalones, o tirones.

Por eso, dejaremos actuar al animal, sin usar señuelo o premio para inducir, dándole la señal del comando, haga o no lo que le pedimos, el tiempo de respuesta puede variar, por eso, es importante esperar, cuando menos, 25 segundos, en ejercicios estáticos, Sentado, echado, para que el proceso de aprendizaje se fije con el condicionamiento.(Asi probamos el grado de condicionamiento que llevamos en el animal).

Lo mas importante con el condicionamiento instrumental, es que se puede probar con  cualquier ejercicio básico, y verse avance y resultados en tan solo días sin ser profesional, ni tener referencia alguna, siempre y cuando se apegue a lo establecido.

Imaginen un entrenamiento, donde no tocan al perro para enseñarlo, ni lo forzan, ni regañan y, una vez condicionado, nuestros hijos a partir de los 7 años de edad, con un buen pase de mandos, pueden manejar al perro y tenerlo bajo control.

Pruébenlo, no me crean, solo prueben.

Jorge Alzaga Ubeda.

Anuncios