Primero hablare de las supuestas desventajas (Mitos).

El perro no hará caso si no se le da premio.

Tendré que salir a la calle, con el clicker y premio, para que me obedezca?

Si escucha un clicker se descontrola impredeciblemente, llegando a atacar, en competencia, a gente del público o a jueces, si alguien por error, emite un sonido similar, al del clicker.

Que a un perro en pista de agility, se le lleva mejor con palabras y aplausos, que con clicker.

Que el clicker es solo un marcador.

Y la ultima que menciono, que algún entrenador quiera hablarnos de el, como solo, una de las ranitas de feria que suenan igual, o como que el manejo del clicker, es el purismo y que lo antes dicho y alguna otra cosa que se les ocurra, sea cierta o fundamentada.

Faltan muchas criticas mas, que he leído, todas sin excepción, sin fundamento y mas bien, mostrando, que lo que se sabe del sistema, es de oídas, o de plano de lo que se le ocurre que es, sin siquiera molestarse, por leer, o informarse.

Yo conozco magníficos entrenadores tradicionales, que trabajan sobre todo la presa con pelotas y Concs, haciendo el modelaje mas amable, y la respuesta mas rápida, aun que sin dejar de usar el collar para manipular al perro. Yo mismo entrene así por muchos años, pero las ventajas en el trabajo de este sistema, fueron, darme una forma simple y rápida de llegar a resultados inmediatos, con solo inducirlos, sin tocar, ni forzar, ni modelar, con el collar, al animal.

Ahora hablare de las realidades del clicker.

El perro hará caso siempre y rápido, después de un periodo de transiciones, o pasos,  que tiene el sistema.

Después de que el perro este entrenado, no será necesario usar ni clicker ni premio, a menos que se quiera enseñar ejercicios de avanzada o algo nuevo, lo que ya esta condicionado, con los pasos adecuados, funcionara siempre.

Cuando se entrena comercialmente, se pueden tener 4 o 5 perros cuando menos, al mismo tiempo, una vez que trabajamos un perro, solo se enfocara en el trabajo que se le esta haciendo y, de lo que se le esta marcando a el, en el trabajo, el perro piensa y sabe, por el condicionamiento previo, cuando se le esta marcando algo a el.

En trabajo de pista, el perro debe estar ya más que liberado, el sonido de uno a varios clickers, no modificara la conducta ya aprendida, ni la desviara.

En el agility, ningún dueño o manejador, que conozca el sistema, usaría un clicker en pista.

Para competencia, cuando se condiciona instrumentalmente, nunca se usa o se lleva un clicker, pues eso frenería al animal de su recorrido, si el dueño o guía lo usara, para querer impulsar o acelerar a su perro, los que esgrimen esos argumentos no conocen el sistema.

La única verdad que se ha manejado, es que el clicker, es solo un marcador, pero un marcador del sistema más novedoso que se ha usado en animales, el condicionamiento instrumental, donde por medio de inducción, sin ningún tratamiento coercitivo, se enseña cualquier rutina de ejercicios, cambios de hábitos y conductas, miedos y fobias, sin ni siquiera tocar al animal.

Mucha gente, clientes, te dan un argumento preocupante, mas seguido de lo que uno quisiera, oiga y si aprenderá?, porque yo, por mas que le pego, no hace caso.

Parece nada, entrenar a un perro sin tocarlo, pero no lo es, un amigo mío, excelente entrenador tradicional de la Ciudad de México, trabaja a sus perros en el parque México, un día me comento, ya viste que de perros tienen los de adentro del parque, son muchos, a mi no me gusta como trabajan y como son muchos entrenadores, no son tantos perros por entrenador, luego como si nada, cambio de tema.

Al día siguiente, cruzando el parque con mi hijo, recordé lo que mi amigo había comentado, acerca de los perros. Contamos 18 perros, todos en platz (echados) de lejos era una bonita imagen de control, de cerca, te dabas cuenta de porque, una mujer trabajaba el fuss (junto) con un labrador y lo traía castigadísimo, con el collar de ahorque y dándole, según ella, toques de atención, pateando con el talón al perro, por la parte de atrás y dando los virajes ahorcando al perro, luego, al detenernos para ver, todos los perros seguían en platz, pero si alguno se le ocurría sentarse o pararse, el entrenador rápidamente se acercaba, todos los perros, conforme avanzaba, bajaban las orejas y así, echados metían la cola entre las patas, cuando llegaba al infractor, nada mas de ver al entrenador, se echaba y si se acercaba mas, hasta la pancita enseñaba, el entrenador la jalaba del collar, asiéndola asumir la postura de nuevo.

Luego entonces, la pregunta forzosa, y los dueños, no se daban cuenta? Pues al parecer no y como al perro te lo entregaban, ejecutando los comandos básicos, pues tenían muchos clientes, porque una cosa es cierta, cualquier sistema probado funciona, tradicional, K9, condicionamiento instrumental, incluso la convivencia sirve, el perro termina acoplándose, porque, con el tiempo juntos, se conocen y uno ya sabe que esperar del otro.

Hablar de los entrenadores, que desconocen el condicionamiento instrumental, no es relevante, pues con esta explicación, quedan expuestos los mitos y realidades que el clicker como marcador del condicionamiento instrumental, nos brinda.

Jorge Alzaga Ubeda.

Anuncios