Entrenar a un perro no es solo enseñarle los comandos básicos que sirven para controlarlo, lo importante es hacerlo funcional, claro esta con los comandos básicos condicionados pero al mismo tiempo modelarlo en conductas de convivencia y respeto.

Los perros que mas trabajo da entrenar son los humanizados y los abandonados, perros de  azotea  o, patio trasero.

Con todos sigo el mismo procedimiento inicial condicionar respuestas y apego. La respuesta primordial es la atención al mismo tiempo que la fijo creo un  vinculo desarrollando la confianza, para lograr esto se tiene que tocar mucho al animal. Esto con doble propósito, además de  crear estos dos lazos,  acostumbro al perro a ser tocado, enseñándole que esta bien que lo toquen y así de una vez, se evitan futuras agresiones a personas sobre todo a niños que lo toquen al paso.

Estos son algunos de los alcances que tiene el condicionamiento instrumental dirigido en varios niveles y propósitos en acción combinada, tocar y condicionar.

No hay nada como tener un perro entrenado, he ir aprendiendo hasta donde eres capas  de llegar con el.

Es simplemente conocer la técnica saber como aplicarla sobre todo combinarla haciéndola funcional, de compañía.

La combinación de las técnicas te da distintos enfoques del adiestramiento, que puedes manejar más o menos, según las necesidades del perro y su comportamiento.

Cualquier perro, mestizo, puro, especializado, se puede entrenar teniendo un resultado muy parejo en cuanto a respuesta y desarrollo, a partir de los tres meses a ocho, diez años de edad, perro viejo si aprende truco nuevo.

Anuncios