Este ejercicio sustenta el éxito del adiestramiento  canino, además de ser la piedra angular del buen uso y funcionamiento del condicionamiento instrumental.
Con la atención podemos quitar fobias, miedos, agresión. El perro estará total mente enfocado, por eso a lo largo de todo el entrenamiento iremos alternándola  entre los ejercicios, después de haber fijado la asociación entre,  “Ey” y “veme”.
Fijar la asociación entre “Ey” y “veme” quiere decir que condicionaremos al perro a vernos al rostro cada vez que digamos “Ey”.
Para este efecto ya tendremos cargado el clicker, asociación de sonido premio. La forma de cargar el clicker es la siguiente: Se aprieta y suelta la lengüeta del clicker y después del sonido, premio, siempre en este orden, primero el sonido y luego el premio, (clic y premio) sólo se carga una vez, con una sola repetición, de 10 veces seguidas.Es muy sencillo obtener y enseñar la atención, decimos “Ey” con ambas manos a la espalda,  el perro volteara a vernos hacia la cara, en ese momento clic y premio, no intenten contacto visual, o por lo menos, no al principio, lo que queremos es que nos vea  a la cara, eso es lo que marcaremos con el clicker.Por cierto,un buen recurso para que el perro voltee a vernos es soplarle en la cabeza después de decir “Ey”, después de tres o cuatro veces no sera necesario soplarle mas . Esta rutina La hacemos de diez repeticiones, por tres días, antes de iniciar cualquier ejercicio.
En cada sesión iremos retrasando más la cliqueada, esto es, nosotros hemos marcado que nos vea al rostro después de tener treinta repeticiones el perro tiene entendido vernos al rostro (ya con contacto visual) para que sostenga esa mirada (atención)  se posterga la cliqueada, primero por 5 segundos si el perro sostiene la mirada, clic y premio, luego a diez, a veinte y así cada que digamos “Ey”, el perro se enseñara a sostener la mirada en nosotros todo el tiempo.
Con esas treinta repeticiones tendremos el concepto entendido (tomando  en cuenta que entender no es fijar, fijar solo se logra entre mes, mes y medio de  repeticiones).
Después de hacer esto, insertaremos la atención entre las rutinas de ejercicios, siempre al empezar y cuando el perro no los este viendo, o antes de darle una orden.
Por ejemplo caminando  en junto, intercalo “Ey” con “fuss”, “Ey” es para que me vea,” fuss” es para Ajustar la posición, siempre digo “Ey” antes de “fuss”, si pierde posición es porque no me esta viendo.
Esta es una de las formas de trabajar la atención, otra es usarla para insensibilizar y luego socializar al perro con perros y gente.
Para quitar fobias, como subirse encima de uno, a los sillones, corretear su cola, etc. Solo bastara enfocarlo en nosotros, para que deje de hacer lo que no queramos que haga, en el momento que esto sucede, digamos bajarse del sillón, clic y premio.
Por cierto, cosa curiosa, algunos perros al hacer el “Ey”, se tiran a lamer la cara de uno, por eso, al inicio pisamos la correa para impedir que nos salte encima. No la pisamos muy corta, solo lo suficiente para que no nos salte encima., si el perro se mantiene tranquilo sin saltar, dejamos de pisar la correa, si no, cliquemos cuando esto suceda, en  caso que se quede quieto .
Si se llevan los pasos como se explica, será muy fácil  condicionar instrumentalmente al perro y tenerlo controlado y enfocado en nosotros todo el tiempo.

Jorge Alzaga Ubeda.

Anuncios