El condicionamiento instrumental canino se basa en el uso de una caja de plástico, conectada a una lengüeta metálica, al apretar y soltar la lengüeta suena (clic, clic)


este instrumento es un marcador de posicionesclicker.El clicker, al sonar, desliga al perro del comando y solo le importara recibir el premio, cada que sonemos el clicker, tenemos que premiar, incluso, cuando ocurran  errores de marca y, entendiendo que cada que el clicker suene, el perro se desligara del comando.

Teniendo en cuenta  esto, al perro lo desligaremos de el comando,  que es la finalización del ejercicio, con la palabra de desligue,  esto se explica más adelante.

Con el clicker, ya trabajando todos los comandos, no pasaremos de los 20 minutosde trabajo, continuo,  podemos hacerlo dos veces al día, pero sin pasar de veinte minutos por sesión completa de entrenamiento, o, si vemos que el perro pierde enfoque o, atención.

Existen dos tipos de marcaje.

Purista: Esperar a que el perro asuma la postura deseada y marcarla, tocar el clicker y premiar (muy lento). El problema es el control y la frecuencia, porque hasta después de varias marcas, el perro entiende lo que queremos y estas pueden tardar en ocurrir. Por ejemplo, el sentado, que además de ser un ejercicio natural, dentro de la casa se da rápida y espontáneamente.
Cuando se sienta, lo marcamos, y ya está y no a la primera, pero a la tercera, o cuarta, empezara a mostrar ese comportamiento con más frecuencia

Inductivo: Con un señuelo en la mano, o un target (muy rápido) inducimos la posición deseada y la marcamos al ir ocurriendo, de esta forma es más fácil enseñar, porque tenemos control de la posición y el tiempo, ya que, con el señuelonosotros controlamos desde un principio al perro.

Este tipo de condicionamiento es en el que nos enfocaremos.

Es distinto entrenar un cachorro, que un perro adolescente o adulto, dependen mucho la raza, el tamaño y la agresividad o pasividad con que el perro se desenvuelva, en lo que cambia este aspecto, es en la técnica escogida para el condicionamiento, con el sub sistema target, y sus  modalidades, target manual, o target de vara, matamoscas (es lo que yo uso, me sirve bien) disco, o pelota.

El condicionamiento instrumental se divide en tres pasos:

Conceptos, enseñarle al perro los ejercicios básicos, dentro de la casa, sin distracciones, es un lugar familiar para él y será fácil enfocarlo.

Pluralizar, que el perro, trabajando en la calle, se enfoque en el guía, desarrollando lo aprendido en casa, con todos los estímulos externos, ruido, gente, tráfico, etc.

Desligar, convertirlo en un perro trabajo que solo actué por darle gusto a su guía. Todo esto se describe en varios incisos aparte.

En esta primera sección conoceremos el entrenamiento con señuelo manual, donde se explican las reglas elementales para su uso.

El curso se dirige al adiestramiento básico.

Nota: El perro tendrá puesta la correa en todo el entrenamiento básico, aun dentro de la casa, al principio parecerá incomodo, pero la correa impone orden, lo de la correa, es solo para causar el efecto en el animal, de que lo tenemos agarrado, por que como correa misma, no la usaremos, al pluralizar,  tendremos  el cuidado de no dar tirones, en la técnica del poste, no se tira del perro, solo se sujeta la correa, sin tirar de ella.

1.- Ven (come) encadenado de dos ejercicios, ven y sentado, de frente al guía).

2.- Caminar en junto (Fuss). Encadenado de tres ejercicios, pasar de derecha a izquierda, por detrás de nosotros, sentarse a un lado y seguirnos a un lado de nuestra pierna izquierda, cuando caminemos y viremos a izquierda, derecha, o en redondo y, el sentado, en automático, al detener el paso.

3.- Quieto (stay), detenerse, ya sea al caminar o correr, conservando la posición y sosteniendo el comando.

4.- Siéntate (sits), sentarse en el momento que se le indique y que sostenga el sentado.

5.- Échate (platz), que el perro se eche al suelo tocando con el pecho y la panza el suelo, con las patas delanteras extendidas y las posteriores retraídas y que sostenga la posición.

6.- El poste, que el perro no jale la correa cuando lo paseamos.

Nota: El clicker, cualquiera que sea la técnica que se quiera seguir, siempre se cargará de la misma forma y una sola vez.

Cargar el clicker

Para este efecto usaremos 10 premios del tamaño de un haba o frijol, puede ser cualquier alimento, menos su comida habitualAlgo apetitososalchicha (es lo que mejor me funciona, en el entrenamiento comercial), jamón de pavo, carne de res, pollo, incluso premios comerciales, si el perro los prefiere, dependiendo de la edad del perro y lo impulsivo que éste sea, se puede premiar desde la mano, con los dedos o la palma abierta, e incluso tirar los premios al suelo.

La forma de cargar el clicker es la siguiente: Se aprieta y suelta la lengueta del clicker y después del sonido, premio, siempre en este orden, primero el sonido y luego el premio, (clic y premio) sólo se carga una vez, con una sola repetición, de 10 veces seguidas.

Nota: Que tenga hambre, entrenar antes de que el perro coma o cene(personalmente prefiero la tarde-noche para entrenar, el perro está más despierto y sin calor).

Acudir al llamado

Después de esto seguramente tendremos al perro bien enfocado, por lo que podemos escoger cualquiera de estos dos ejercicios (lo mejor es usar los dos), primero el ven (come) y segundo el sentado (sits), yo hago cinco repeticiones deven (come) y uso como señal, la mano, cerrando y abriendo los dedos, como cuando se le llama a un bebe para que venga.

Con un pedazo de premio entre los dedos, ese gesto se convertirá en la señal del comando ven (es mejor recompensar con el señuelo y darle el premio con la mano), las repeticiones las hago corriendo en reversa, mientras hago la señal con los dedos de la mano y le doy la voz de mando, cliqueo cuando el animal se acerca a mí.

Nota: en el blog, encontraran un capitulo que se llama acudir al llamado, sería bueno que lo leyeran también.

Sentado y encadenado de ven (come)

Ejecuto otras cinco de sentado, el sentado se induce colocando a la altura de la nariz el premio y moviéndolo por arriba, hacia la cola del cachorro, describiendo un arco, en el momento que se está sentando se cliquea y premio, ese mismo gesto, señalando con un dedo, como si se apuntara hacia atrás del perro, se convierte en la señal del comando sentado, no se introduce ninguna orden, sólo la señal, se cliquea y premio.

Nota: Si el premio no se pone a la altura de la nariz, el perro se parará en dos patas, o, caminara hacia atrás, ojo con eso (la posición correcta para inducir el ejercicio es a la altura de la nariz del animal) para resolver ese problema, se baja el premio rápidamente y, se pone en posición de nuevo, para  sentarlo, si el perro persiste, lo más fácil es pisar la correa y repetir el ejercicio.

Introducción de comandos de voz

Algunos ejercicios son combinados, señal y comando de voz al mismo tiempo, por ejemplo: Come (ven) y junto (fuss), en los demás ejercicios el comando de voz se asocia a la señal, cuando el animal ejecuta el ejercicio sin señuelo, sólo con la señal.

Al comenzar, así se logran dos cosas, la primera, entablar las bases de la comunicación corporal que regirá todo el condicionamiento del animal y, la segunda, enseña al perro desde un principio a seguir una secuencia, que facilitará encadenar ejercicios.

Encadenado del ven (come).

Imprimiendo esos conceptos desde un principio en el cachorro, al día siguiente reconocerá la secuencia y así el ven (come) lo combinaremos con el sentado (sits), encadenando el ven y el sentado, para que en la ejecución del comando ven (come), el perro quede sentado de frente a uno, con una sola señal.


El ven será uno de los ejercicios donde la señal y el comando de voz van juntos, llamando al perro al mismo tiempo, con señal y voz.

Nota: Al perro nunca se le llamará con el ven (come) o, con su nombre, para regañarlo, castigarlo, bañarlo o hacer cualquier actividad desagradable, en esos casos se acudirá a la correa sin mencionar comando alguno, para ejecutar la acción deseada.

Se procede de la siguiente manera, al perro se le llama diciendo, comm (ven), que es como se pronuncia, al mismo tiempo que se le enseña el señuelo (premio), entre los dedos, cuando el perro se acerca y se pega a nosotros, clic y premio, después de iniciar el ven (come), llamando la atención del perro, se corre de reversa con señal y voz de mando, cliqueando y premiando cada vez que el perro se acerca a uno y se sienta.

La señal que yo uso para el sentado (sits)  en el ven (come), pluralizada, es agachar la cabeza hacia el animal, cruzando las manos en la espalda.

Nota: El sits (sentado) se da en automático, después de llamar al perro en come (ven) y no cliquearlo, si no, se esperan 5 o 10segundos hasta que el perro se siente solo, o más rápido, dándole la señal de sits (sentado) y ahí se cliquea.

Echado (platz)

Después de tener al sits (sentado) fijado como concepto, sigo con el platz (echado), esto se logra desde el comando sits (sentado) sentándolo sin cliquearlo, poniendo casi en el hocico el señuelo para irlo bajando, pegado a sus piernas delanteras (esa es la forma correcta de hacer que el perro descienda) y continuar con el señuelo por el suelo, hacia afuera de las patas, la velocidad de este movimiento la impondrá el animal, dependiendo de cómo siga el señuelo, si el perro está con hambre y enfocado seguirá el señuelo hasta echarse.

En el momento que esté echándose, clic y premio y se repite el ejercicio (con algunos perros es necesaria la manipulación física, esto es sostener las grupas del animal para que no se pare a perseguir el señuelo).

Desde sentado (sits) de nuevo, se combina con el ven(come), para tener enfocado al perro, es decir, ven (come), sentado ( sits) echado( platz), ven (come), sentado (sits) , echado (platz), etc.

En el acercamiento en come (ven), espero a que el perro se siente, cuando esto sucede clic y premio, me espero unos 5 segundos y lo echo, si el perro en esos 5 segundos pierde la posición de sentado, no importa, lo siento con señal de sentado (sits), sin cliquearlo y repito la rutina del echado (platz), para después de que entienda el concepto, que será al finalizar la primera sesión, se agregue a la señal, el “índice señalando al suelo” y esa será la señal del comando platz (echado).

Ya tenemos dos ejercicios encadenados, el ven con el sentado, que es el primer comando con señal come (ven).

También tenemos el sentado, como comando con señal sits (sentado) y el echado como comando con señal platz (echado).

Tenemos cuatro comandos con el concepto entendido, al perro se le ha enseñado a seguir una secuencia más prolongada y se encadenaron dos ejercicios, todo esto en un tiempo regularmente de 4 a 7 días.

Nota: Todo el tiempo se ha reforzado el aprendizaje con repeticiones, la secuencia de comandos se extiende al ir integrando cada ejercicio en la rutina de las repeticiones, que se encarga de implantar los conceptos.

Caminar en junto (fuss)

El siguiente comando es el fuss (junto), este comando es uno de los más complejos, pues lleva tres ejercicios encadenados, la entrada de derecha a izquierda, pasando por detrás nuestro y quedando sentado al lado izquierdo, con el mismo comando, y la señal de palmearse el muslo, o usando comando de voz, el perro camine a nuestro lado sin adelantar nuestra pierna izquierda y, vire con nosotros, de izquierda a derecha y, en redondo.

El primer ejercicio a enseñar es la entrada del comando fuss (junto), se comienza desde la posición come y que pase por nuestro lado derecho, gire atrás de nosotros y salga por el lado izquierdo. Esto se logra enseñándole el señuelo al perro desde la posición come y manipularlo para que lo siga entrando por la derecha, cambiando de mano el premio por la espalda, para que continúe siguiéndolo hasta salir por el lado izquierdo, que es cuando se cliquea, repetiremos este ejercicio por cinco veces, incluyéndolo en las rutinas de repeticiones.

Para comenzar sólo se practica el entrar por la derecha, pasando por detrás de nosotros y saliendo por nuestra izquierda, a los dos días de llevar esta rutina en ese orden se hace un cambio de ritmo, al pasar el perro a nuestro lado izquierdo siguiendo el señuelo. Sólo detenemos la mano y la echamos para atrás, el perro se frenará y se sentará por la inercia, no importa si no se sienta en fuss (es decir junto a nuestra pierna izquierda), o de lado, y si no es a la altura de nuestra pierna izquierda, lo que estamos haciendo es implantar un nuevo concepto, pues dejamos en ese momento de cliquear la vuelta y sólo cliquearemos la sentada después de la vuelta, de esa forma se encadena la vuelta con el sentado a un lado.

Caminar en junto (fuss) II

Lo primero que se hace, antes de empezar las rondas de sentado, echado y quieto, con el perro fresco. Ponemos el premio en la mano izquierda, (un premio más grande de lo normal) enseñándoselo al perro y nos volteamos, entonces, el perro se pondrá del lado izquierdo, clic y premio, en ese momento nos volteamos de nuevo, (al decir nos volteamos, me refiero a ponernos de costado hacia el perro) el perro por si solo tomara posición en la pierna izquierda, en ese momento, clic y premio, nos volteamos de nuevo y el mismo procedimiento.
En este paso, no importa si el perro no entra por la derecha, lo que queremos, es que nos busque el lado izquierdo. Este ejercicio se hará por 4 días,  10 minutos de corrido.
Cada vez que cambiemos posición, de frente, o de costado y el perro tome posición de junto por si solo, cliquearemos, para que incorporemos la entrada de derecha a izquierda, pasando detrás de nosotros y quedar en posición de junto en nuestra pierna izquierda.
Esto lo haremos usando el premio de señuelo, marcando con la mano, la entrada por el lado derecho, hasta la mitad de nuestra espalda, de ahí, ya lo estamos esperando con el premio en la mano izquierda, el solo concluirá la vuelta, quedando a nuestro lado izquierdo, a un lado de nuestra pierna, cuando llega  a esa posición, clic y premio.
Al principio, solo cliquearemos la llegada a la posición, por tres días, después de este tiempo, al llegar a la posición de junto. Solo moveremos  la mano hacia atrás, el perro al seguirla, se sentara y cliqueamos. Ya no cliquearemos mas la vuelta, ahora se cliqueara la vuelta hasta el sentado. Esta  rutina la hacemos por 4 días.
Una vez que tenemos al perro entrando por la derecha, pasando atrás de nosotros y saliendo por la izquierda, para quedar sentado a un lado de  nuestra pierna, empezaremos los desplazamientos, conservando el premio en la izquierda, daremos dos pasos y nos pararemos, si el perro nos sigue y se para junto a nosotros, clic y premio. Esto lo hacemos toda la sesión.
Al día siguiente, damos tres pasos y damos media vuelta y avanzamos en sentido contrario, si el perro da la vuelta con nosotros y sigue en junto (a un lado de la pierna izquierda) clic y premio.
De aquí en adelante, será progresivo el avance, sin perder de vista la generalización y finalmente, la liberación.
Aquí tengo que hacer resaltar, que,  aun que el perro tiene la correa puesta, no es necesario frenarlo, ni adelantarlo con ella, esto, siempre y cuando se apeguen a lo establecido.
Dos aclaraciones, la primera, los tiempos estipulados, son una referencia, a algunos les llevara más tiempo y eso no importa, son los tiempos que yo utilice, pero yo soy profesional, no vallan por tiempo, vallan por metas.
La segunda, cuando usamos el premio de anzuelo, no lo dejaremos por fuera, solo una pequeña parte sobre saldrá de la mano, yo uso salchicha, la pongo entre mis dedos y la palma y dejo que lo vea y lo huela, pero no que lo coma.

Secuencia de fotos del junto, entrada del perro, pasando detrás, cambio de manos, saliendo por la izquierda y sentándose a un lado de la pierna izquierda.

El  target, un  sub sistema del clicker.

Esto es opcional, se usa con razas falderas, gigantes y perros de boca dura, que lastimen a

Yo uso un matamoscas como target, empiezo a usar el target después de dos días de cliquear al perro en acudir al llamado y sentarlo.

La forma en que enseño al perro a seguirlo es embarrándole la misma salchicha con la que lo entreno en la reja del matamoscas (los cachorros sin temperamento o sumisos pueden espantarse al ver el matamoscas en nuestras manos, por eso, con ese tipo de perros podemos recortar el matamoscas poniendo el mango en nuestro antebrazo y enseñándole la reja del matamoscas con la palma de la mano).

Simplemente bajo la rejilla a la altura de su nariz, cuando el perro se acerca a olerla, clic y premio, el clic tiene que ser cuando el perro toca la reja y el timer debe  ser bueno, para que el perro comience a asociar  el tocar la reja con el premio.

Pongo el matamoscas primero del lado derecho, el perro lo toca y clic y premio, luego del lado izquierdo y lo mismo, lo único que hago es cliquear el toque del perro en la reja, es necesario en esta etapa poner la mano izquierda en nuestra espalda, para que el perro, por ser la mano libre y con la que se premia, no pierda enfoque en ver y tocar la reja.

Al lograr que cada que baje el matamoscas el perro toque la reja, comienzo a meter la orden verbal de “toca” después de un lapso de dos a tres días posteriores a comenzar el ejercicio, con una duración de 10 minutos por sesión. La orden de toca la incorporo antes de bajar el matamoscas a la altura del perro, o bajándolo separado del perro y moviéndolo al mismo tiempo que repito la orden, el perro toca clic y premio.

De esta forma continua por tres días más, en los que empiezo a mover el target horizontalmente cada que el perro se acerca a tocarlo para que lo siga, en esta etapa, empiezo a cliquear el seguimiento, una vez que este se da, más que el toque de target, siempre dejando al perro que toque el target.

Una vez que el perro sigue el target desarrollo él junto (fuss), metiendo el perro por mi lado derecho, dando la vuelta detrás de mí para salir a mi lado izquierdo, que es cuando cliqueo, y dejo que el perro al mismo tiempo toque la reja de target, para hacer el primer ejercicio, aquí, tenemos que tener cuidado de que el perro no toque el target antes de que salga por nuestro lado izquierdo, pues ahí finalizara el seguimiento.

Después de llevar a cabo esta rutina por dos o tres días más, hago de nuevo que toque el target horizontalmente frente de mi cambiando la orden toca a fuss (junto), esto lo hago en una sola sesión, a la siguiente sesión solo usare la orden de fuss, descontinuando para este ejercicio el toca.

Para lograr el primer encadenado del fuss (junto) una vez que el perro sale de mi lado izquierdo, muevo el matamoscas hacia atrás de él, en el preciso momento que el perro esta a mi lado izquierdo, si tengo al perro bien enfocado, se sentara con ese movimiento, cliqueando ese instante.

La velocidad con que moveremos el target para estos ejercicios la determinara el perro, entre más rápido, más difícil de sentar,  pero mejor  para su ejecución.

Una vez que logramos encadenar la vuelta con el sentado, procedo a caminar con el target a la altura de mi rodilla izquierda, dando para empezar a caminar la orden de fuss de nuevo, primero 5 pasos en línea recta y luego viro a la derecha, repitiendo la orden fuss antes de virar.

Dos días de esta rutina y comienzo a virar a la izquierda,  como el perro ya tiene la asociación de tocar el target cada que decimos fuss, repito la orden antes de virar y abro mi brazo a la  izquierda para marcar el cambio de rumbo, con esto ya encadene los tres ejercicios, que el perro entre  por mi derecha, pasando detrás de mí y se siente en mi izquierda y luego me siga de mi lado izquierdo, virando con migo cada que se lo indique. Aquí tengo dos opciones más, la primera, que al caminar en línea recta y dar la orden del fuss, el perro al buscar el tocar el matamoscas, lo movamos rápidamente, haciendo que en vez del mata moscas toque nuestra rodilla y cliqueemos en ese instante, reforzando por dos o tres días esta acción, hasta que el perro asocie el fuss con tocar nuestra rodilla.

La otra es hacer la rutina como primero se describe y después de veinte días, el perro comprenderá (quedara condicionado) a entrar por la derecha, pasar por detrás de nosotros sentarse y seguirnos con todo y virajes, ya sin necesidad del target, usando nosotros la mano alzada a la altura del pecho para guiarlo, se darán cuenta después de este tiempo, que cualquiera de las dos técnicas finales funciona para dejar el target y usar el brazo para reforzar los comandos de voz encadenados del fuss.

Nota: Iremos agregando más premios y alargando las sesiones conforme se añadan ejercicios nuevos, siempre se empezará por los ejercicios nuevos, dándole de corrido al nuevo, de 5 a 10 premios y luego integrando la secuencia de come (ven), platz (echado), sits (sentado) y fuss (junto).

El quieto (stay)

Caminando con el perro en junto, del lado izquierdo, junto a tu pierna, te detienes y detienes al perro diciendo quieto, clic y premio, caminas 5 pasos y lo mismo, clic y premio y así te vas por 5 minutos, das cualquier otro ejercicio y regresas al junto y de nuevo lo haces, esta vez, dices quieto, lo frenas, pero lo sueltas (aflojas la tensión), el perro seguramente se quedara quieto, si es así clic y premio, si no, otros 5 minutos con el primer ejercicio, detenerse, detenerlo al mismo tiempo, comando de voz “quieto” y premio. En la tercera sesión, a lo mucho, el solo hará la parada de quieto.

El poste, no jalar la correa en el paseo.

Se procede a dar unos pasos, (el perro con la correa puesta, no usar cadena) el perro se adelantara jalando la correa, en ese momento nos detenemos totalmente, sin jalar de la correa, solo nos detenemos y esperaremos a que el perro después de jalar lo que quiso, voltee a vernos, revirando y destensando la correa, en ese momento,  clic y premio, y damos otro paso, el perro, por supuesto hará lo mismo, jalar la correa, y nosotros procedemos de la misma forma, esperaremos a que el perro haga contacto visual en el revire,  clic y premio. Es importante esperar a que el perro en el revire, nos vea a la cara, si el perro no nos está viendo, no entenderá el concepto, y por ende, lo que marquemos no será entendido. La mejor forma de iniciar esta rutina, es desde la salida de la casa,regularmente, cuando el perro ve que agarramos la correa para salir a pasear, se excita, haciendo posición de juego (inclinando los cuartos frontales y moviendo la cola rápidamente) y al abrir la puerta sale disparado arrancándonos el brazo. Lo ideal es empezar esta rutina, desde antes de salir de la casa, pues así el concepto será aprendido antes de salir a la calle, para, cuando salgamos a la calle, podamos generalizar este concepto. Una vez que el perro tiene comprendido y generalizado el concepto, podemos incluso, ir acortando la correa, para reforzar, por otro lado, el junto, yo en un tiempo era como empezaba el junto, hasta no tener el poste asimilado y recortado, comenzaba con el concepto de junto. Aun que para él junto es otra la técnica, es factible empezarlo con el poste recortado.

Palabra de desligue

Antes de empezar la pluralización, el mismo día, daremos la palabra de desligue, esto es, igual que como cargamos el clicker, solo que en vez de usar el clicker, usaremos nuestra voz., diremos bien (good)  y premio y, así lo haremos por diez veces, esto, como cargar el clicker, solo se hace por una vez y dejaremos de usar el clicker parcialmente, para usar la palabra de desligue.

Los conceptos

Pluralizar

Esta etapa la comenzaremos en la noche lo más tarde que podamos, o muy temprano, para evitar, que los distractores que queremos generalizar nos impidan trabajar con él. Después de a ver usado el poste desde dentro de la casa, digamos unos 3 días, el perro estará listo para salir y ser pluralizado, el enfoque del perro, lo obtendremos, inmediatamente después de a ver cliqueado el revire del perro, pero aquí, empezaremos a felicitar efusivamente al perro pues se enfocara con el premio y sobre todo en la felicitación, en ese momento lo sentaremos (sits) “bien”, premio y felicitación, tocarlo, palmearlo, hacer evidente, el gusto que nos da que haga lo que le pedimos, dejamos pasar 5 segundos, sentamos (sits) de nuevo, sin desligar ni premiar y mandamos el echado (platz), bien y premio y felicitación efusiva, en el bien se levantara, pues lo estamos desligando, además de felicitarlo, en ese momento mandamos la señal de junto, lo ejecuta, “bien” y premio y felicitación.

Después de dos días de hacer esto en la calle, introduciremos los comandos de voz, usando solo la señal, sin señuelo, diciendo al mismo tiempo que señalamos el comando, por ejemplo, siéntate (sits), señalamos hacia el perro y al mismo tiempo decimos sits, esto de ahora en adelante, lo haremos cada que señalemos un comando, tiene que ser al mismo tiempo que se señala, se dice. Tienen que recordar, después de cada comando que manden, felicitar al perro, esto debe de ser permanente.

Después de una semana de una semana más de trabajar al perro en la calle, junto con los comandos de voz, y las felicitaciones marcadas, empezaremos a llevar horarios más tempranos, llevando al perro, a parques, calles transitadas, plazas, etc, esto será posible, unos quince días después de a ver hecho estos ejercicios en la calle.

Desligar

El desligue, es la parte, donde, gracias al condicionamiento que hemos impreso en el, está listo para convertirse en un perro de trabajo.

Lo primer será hacer aleatorios los premios, esto es, premiamos dos de tres ejercicios, por tres días, en todos los ejercicios usaremos la palabra de desligue, luego aumentamos a tres de cinco, dando igual la palabra de desligue en todos los ejercicios, en los que premiamos y en los que no, por una semana y empezaremos a darle las rutinas secuenciadas, sin premiar, la palabra de desligue la usaremos para finalizar la secuencia.

Y así en un lapso de diez días, solo felicitaremos, ya sin premiar, desligando de esta forma el premio y, la marca instrumental, supliéndola por, caricias y felicitaciones, de esta forma, se desliga la dependencia del perro al premio y la marca instrumental (clicker)

El trabajo con el perro condicionándolo instrumentalmente, como en el entrenamiento tradicional, requiere de disciplina y constancia, además de tiempo, pues un perro (según la raza y edad) se lleva entre 1 ½  y 2 meses para ser un perro de trabajo, condicionado en las disciplinas aprendidas ya desligadas.

Jorge Alzaga Ubeda.

Anuncios