Tengo tres meses sin entrenar, ni escribir, ni llevar una vida normal. Estaba en el parque México paseando a mis perros, cuando una pelota perdida iba a darle a unas personas sentadas a un lado mío, salte para frenar la pelota, pero caí mal, traía mi clicker en la bolsa trasera del pantalón y me lo clave en el coxis. Después de 15 días tuve un episodio de ciática (es una red nerviosa que queda pellizcada por los discos de la columna) Eso me llevo a caminar chueco deformando la columna hacia la izquierda y torciéndola como trapo, obligándome a guardar cama por tres meses, con dolores que jamás creí que existieran (no es exageración) todo esto me trajo  una bonita depresión, pues se manejaba que para recuperarme solo quedaba operar, imagínense, el niño es llorón y lo pellizcan.

Ahora me encuentro en Can Cun viendo a uno de los mejores quiroprácticos de México, el cual me asegura que dentro de dos o tres meses recuperare entre el 80 y 90% de movilidad, yo en estas condiciones me conformo con el 60%.

Pido una disculpa a todos los que entraron a la página buscando artículos de entrenamiento y se encuentren con esto, pero tenía que explicarles a amigos y lectores porque únicamente daba asesorías (algo que no podía dejar de hacer, por el compromiso de los clickers) sin escribir artículos.

Ahora bien, entremos en materia, ayer leyendo artículos en la web  me encontré con uno que yo ya había hecho, pero nunca comentado, como entrenar un perro sordo.

El primer perro sordo que entrene fue un dálmata, esta raza tiene ese defecto genético, pero cualquier raza puede padecerlo.

Al comienzo el primer día, no me di cuenta de la sordera, la dueña no me comento nada y aunque después se quiso hacer la sorprendida, me di cuenta que ella ya lo sabía (posiblemente pensaría que si me lo decía yo me echaría para atrás o cobraría más caro)  el caso es que estas cosas son con  las que uno aprende a entrenar de verdad, como reto personal era muy bueno.

Ahora pensemos como tener a un perro sordo bajo control en corta y larga distancia? pensemos mas allá, como enseñarle los básicos con condicionamiento instrumental, o con entrenamiento tradicional?

Con el tradicional es casi imposible, si recordamos que la manipulación física se asocia a la orden.

La ventaja con el condicionamiento (sin tener que ser precisamente instrumental, por razones obvias) es que la inducción nos permitirá, sin tocar al perro y por medio de señales, ordenar comandos a corta y larga distancia de nosotros.

Aquí lo principal, como en cualquier tipo de entrenamiento, es la atención, que debe ser trabajada con el doble de intensidad que en perros sin problemas auditivos

Un buen trabajo de atención nos permitirá tener enfocado (viéndonos) al perro en nosotros, a corta y larga distancia.

Ahora bien, las preguntas del millón, como se inicia si no hay clicker con que marcar? Y lo inherente, como marco las posiciones?

El truco para cargar, en vez del clicker la atención, es premiar uno tras otro solo 5 veces, después de esto, subimos la mano con la que estamos premiando a la altura de nuestra frente y al momento de tener contacto visual premiamos de nuevo y así nos vamos por 10 minutos para empezar. Al tercer día de esta rutina subimos a 15 minutos y a los dos días de esto empezamos el básico, cambiando la forma de obtener atención, esto es, el perro ya sabe que cuando nos acercamos a él lo vamos a premiar, pero en este caso esperaremos a que el perro voltee a vernos a los ojos y es ahí cuando premiaremos y como en la atención instrumental, iremos espaciando el premio, hasta lograr que el perro nos preste atención por lo menos el 70% del tiempo que esté con nosotros.

Este tipo de entrenamiento para hacerlo practico y funcional tendrá que ser constante y prolongado, pero el resultado será totalmente satisfactorio, pues funciona y según yo, es la única forma real de adiestrar un perro sordo. Esto por supuesto es solo el principio, pero esas son las bases para desarrollarlo, alguien se anima?

Anuncios