Varios clientes y conocidos han querido castrar a sus perros por distintas razones. Por tener un perro agresivo (con temperamento), por ladrarle a todos los transeúntes, para que no se aparee,  pero la constante es porque el perro se monta en todos los perros, machos y hembras de cualquier tamaño y edad, en almohadas, muñecos de peluche,  lo inconcebible es que también  quiera montar la pierna de su dueño/dueña u otra persona.

Lo peor de esto son las soluciones que muchos veterinarios,  perreros o disque psicólogos de perros (como Millan, jajajajaja, de risa loca) le dan a la gente. Cástralo así  le quitas ese comportamiento.

Posiblemente con la castración bajes el temperamento (agresividad) y no siempre sucede. Pero de quitar el comportamiento de  montarse en los perros, las cosas y la gente con la castración, es una grave confusión. Porque el problema aquí es de dominio, según el perro al montar a sus congéneres, cosas, he incluso humanos, lo que en realidad hace es dominar a lo que monta, algo que en absoluto tiene que ver con lo sexual, siendo absurdo sugerir  la castración como la solución.

Este comportamiento es fácil de cambiar con el condicionamiento instrumental y sin necesidad de castrar a nuestro animal podemos hacer uso de la atención

https://estacionanimal.wordpress.com/2011/02/24/la-atencion-2/

Y modificar esta conducta.

Y como siempre les digo con mis afirmaciones, solo pruébenlo.

Jorge Alzaga Ubeda.

Anuncios